• Entrar
  • No hay productos en el carrito.

Innovar vs. Emprender

Antes de iniciar esta unidad, es importante hacer la diferencia entre dos conceptos que parecen muy familiares pero se podría decir que son conceptos distintos: innovar y emprender.

En lenguaje común, innovar significa introducir un cambio que consiga alterar la forma tradicional de hacer las cosas, introduciendo novedades. Desde el punto de vista del negocio o una empresa, la innovación se define como cualquier cambio en una organización que viene validado por el mercado. Nos referiremos a la innovación tecnológica cuando el cambio aceptado por el mercado tiene que ver con los productos y/o con los procesos y estos están relacionados con una determinada tecnología.

Por otro lado, cuando hablamos de emprender su definición hace referencia a llevar a cabo un proyecto o un negocio, generalmente, que se desarrolla con esfuerzo y haciendo frente a diversas dificultades, con el fin de conseguir un objetivo.

Según Albert N. Link (Link, 2006), uno de los más conocidos expertos en el dominio de la emprendeduría, nos dice que la literatura económica destaca al menos doce ámbitos de estudio en relación a la naturaleza y el rol del emprendedor:

  • El emprendedor es la persona que asume riesgos asociados a la incertidumbre.
  • El emprendedor es la persona que aporta capital financiero.
  • El emprendedor es un innovador.
  • El emprendedor toma decisiones.
  • El emprendedor es un líder en un sector de la actividad económica (cuando no el creador del sector).
  • El emprendedor es un manager o gerente.
  • El emprendedor es un coordinador de recursos económicos.
  • El emprendedor es el dueño de una empresa.
  • El emprendedor es el que emplea factores de la producción.
  • El emprendedor es un contratante.
  • El emprendedor arbitra.
  • El emprendedor es el que coordina recursos que tienen usos alternativos y les da un destino concreto.

 

En conclusión, podemos definir la innovación como una disciplina que puede ser enseñada, y practicada con el tiempo, y que su internalización es más bien un “deber” de las empresas y países, ya que viene a ser una forma de lograr transcender en el tiempo. En la otra vereda, emprender es más bien una cualidad de ciertos individuos que son capaces de llevar adelante proyectos, generalmente innovadores, y conseguir que se cumpla a toda costa los objetivos trazados en un comienzo.

 

Ambos conceptos son distintos, pero deben ir de la mano para generar cambios rupturistas en el status quo de las organizaciones y países.

Si estás interesado en emprender tu propio camino profesional, dentro del rubro minero. Te invitamos a realizar el curso “Emprende en Minería”, dónde encontraras todos los conocimientos y consejos del área.

 



Comentarios

febrero 7, 2017
Elige tu moneda